Un joven de 18 años se pone a hacer drifting por el césped con Ferraris

Posted by

ferrari

Érase una vez un millonario excéntrico de los coches, que guardaba en su “modesto” garaje vehículos de la talla del Ferrari Enzo o el Ferrari F40. Además de estas dos maravillas, tenía también un hijo de unos 18 años de edad, al que le deja conducirlos para deleite suyo y de sus amigos.

Hasta aquí todo normal, pues es una suerte que si el padre del joven cuenta con unos Ferrari se los deje a su hijo, igual que cualquier otro padre dejaría su humilde coche, sea cual fuera, a su querido hijo.

Lo realmente llamativo es dejarle hacer esto en los jardines de su mansión donde, inevitablemente por la falta de adherencia y lo resbaladizo del césped, los driftings son más sencillos que conducir recto con el vehículo y acelerar. Como muestra de la “hazaña”, no exenta de riesgo, lo grabaron todo en vídeo. Los Ferrari, por descontado, suenan maravillosamente y están cuidados en extremo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*